MANGO (H2020-FETHPC-2014-n0671668): optimizar el consumo energético de los grandes centros de cálculo

MANGO 2 UPVReducir al máximo el consumo energético de los grandes centros de cálculo computacional sin afectar a su rendimiento ni a las prestaciones de las aplicaciones en ejecución. Este es principal objetivo de MANGO, un proyecto financiado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020 y que está liderado por la Universitat Politècnica de València.

Para lograrlo, MANGO se plantea el desarrollo de un nuevo prototipo de sistema masivo de cómputo de altas prestaciones que permitirá mejorar el rendimiento de los núcleos de los equipos y la interconexión de sus componentes, gestionar de forma más eficiente los recursos y optimizar el control de energía y los modelos de programación y refrigeración.

Entre otros campos, el sistema planteado en MANGO se aplicará para mejorar la seguridad y vigilancia en infraestructuras críticas como aeropuertos o, ya en el ámbito médico, facilitará y mejorará la exploración de pacientes en tiempo real. Asimismo, MANGO supondrá también una revolución en la generación y consumo de contenidos multimedia en Internet, ya que permitirá mejorar la codificación de videos.

Según explican desde el Grupo de Arquitecturas Paralelas de la UPV, todas estas y otras aplicaciones requieren de un cierto rendimiento del sistema de cómputo para ofrecer un servicio adecuado. ¿Desde el proyecto, vamos a desarrollar un equipo de interconexión que permitirá conectar de forma eficiente y altamente productiva todos los elementos del sistema de cómputo¿, apunta José Flich, investigador del Grupo de Arquitecturas Paralelas de la Universitat Politècnica de València y coordinador del proyecto.

Asimismo, las herramientas desarrolladas durante el proyecto permitirán mejorar la competitividad de las empresas proveedoras de servicios informáticos y reducir el impacto ambiental de las infraestructuras HPC (High Performance Computing-computación de alto rendimiento) de la UE, en línea con los objetivos de control climático propuestos por la UE para 2020 y las capacidades reales de la informática a gran escala.

Junto a la UPV, en MANGO participan otros ocho socios, procedentes tanto del ámbito industrial como universitario, de Italia, Alemania, Francia, Suiza, Croacia y Holanda. El proyecto comenzó a finales del año pasado y se extenderá hasta finales de 2018.