Obtienen cabritos con alto potencial cárnico que duplican los beneficios por ejemplar

Cabrito cruzado y ejemplar Murciano GranadinaInvestigadores de la Universitat Politècnica de València, en colaboración con el Centro de Investigación y Tecnología Animal (CITA) del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, están trabajando en un proyecto pionero en Europa de mejora genética en el sector caprino: desde sus granjas experimentales han cruzado cabras de la raza Murciano-Granadina -principal raza lechera española- con sementales de raza Boer, originaria de Sudáfrica y especializada en la producción cárnica. El resultado ha sido la obtención de cabritos cruzados con un elevado potencial cárnico y una importante mejora económica: mediante este cruzamiento los ganaderos incrementarían el beneficio económico por cada ejemplar en 6,3 euros.

La clave está en la reducción del periodo de lactancia: el cabrito puro de la raza Murciano Granadina tarda 53 días en alcanzar los nueve kilos de peso, mientras que el cruzado obtenido en el estudio crece mucho más rápido, alcanzándolos 18 días antes. De este modo, el gasto en leche en polvo, su alimento durante el periodo de cría hasta el sacrificio, es mucho menor.

¿El siguiente objetivo de los investigadores de la UPV es constituir un rebaño en pureza de raza Boer, que permita suministrar sementales de esta raza a los ganaderos para que puedan beneficiarse de las mejoras obtenidas.

[tubepress video=zuLb4SsGXeU]

023
[Más información sobre esta y otras noticias UPV]