ELECTROHISTEROGRAFIA, CONSTRUYENDO PUENTES PARA SU USO CLINICO EN OBSTETRICIA.

Año de inicio 2016
Organismo financiador MINISTERIO DE ECONOMIA Y COMPETITIVIDAD
Tipo de proyecto INV. COMPETITIVA PROYECTOS
Responsable científico Prats Boluda Gema
Resumen El parto es el proceso con el que culmina la gestación. El cuándo y cómo de este proceso tiene asociado importantes situaciones de riesgo materno-fetal que requieren de la atención de la comunidad médica y técnica. P.e. el parto prematuro es la principal causa mundial de mortalidad neonatal alcanzando el 11,1% de todos los nacimientos y siendo actualmente un problema no resuelto. Asimismo, los ratios de inducciones de parto se han incrementado considerablemente en las últimas décadas sin embargo hay una gran incertidumbre en la predicción de su éxito o si se requerirá una cesárea. Conocer el estado electrofisiológico del útero y su grado de madurez-excitabilidad y propagabilidad de las células musculares uterinas- es clave para estimar el inicio del parto y la respuesta a los fármacos empleados en la inducción. En este sentido, las técnicas manométricas de uso clínico habitual (tocografía en superficie abdominal, presión intrauterina) se limitan a monitorizar las contracciones uterinas a partir de resultante mécanica de la actividad bioeléctrica contráctil. Además, la tocografía aporta información poco fiable y dependiente de la subjetividad del examinador. Recientemente, el análisis de la actividad mioeléctrica uterina captada en superficie (electrohisterograma, EHG) ha demostrado ser uno de los marcadores biofísicos más prometedores no sólo de la dinámica uterina sino también del estado electrofisiológico del útero. Sin embargo, a pesar de haberse demostrando que el EHG aporta información muy valiosa, no ha habido una traslación de esta técnica al uso clínico. Trasladar el EHG a la práctica clínica requiere atender las principales demandas de los obstetras: simplificar los protocolos y sistemas de adquisición de señal, verificar su utilidad en escenarios clínicos y facilitar la interpretación de la información adquirida. En el presente proyecto se abordan estas demandas con objeto de ayudar a los médicos en la toma de decisiones relativas a la gestión y planificación de la etapa final del embarazo y del parto. En concreto, se pretende: -Simplificar los protocolos y equipos necesarios para el registro no-invasivo del EHG -Obtener a partir del EHG una señal morfológicamente similar a los habituales registros de presión y que permita además estimar la intensidad de las contracciones (no aportada por tocografía) -Ayudar a predecir el inicio del parto prematuro para facilitar la selección y efectividad de la terapia y reducir ingresos hospitalarios innecesarios -Caracterizar la respuesta electrofisiológica uterina a los fármacos usados en la inducción del parto y predecir de forma temprana si la inducción tendrá éxito o se requerirá cesárea, evitando la prolongación del proceso de inducción, reduciendo los riesgos materno-fetales y favoreciendo un mejor uso de los recursos clínicos Para ello se desarrollará un sistema simplificado de registro de EHG de uso clínico junto con herramientas de análisis de señales y sistemas de apoyo de toma de decisiones que aúnen los parámetros obstétricos habituales y la información electrofisiológica uterina derivada del EHG, generando sistemas de interpretación automática y directa del estado del paciente y de predicción de posibles situaciones futuras. Este proyecto tendría un impacto significativo sobre: la salud materno-fetal la asignación óptima de los recursos sanitarios y sus costes económicos asociados, y sobre la trasferencia tecnológica de un producto con gran potencial de mercado