DESARROLLO DE LA RESPUESTA AGREGADA DE LA DEMANDA MEDIANTE MODELOS IMBRICADOS Y SU INTERACCION CON TECNOLOGIAS DE MEDIDA Y CONTROL EN LOS SECTORES RESIDENCIALES Y COMERCIALES

Año de inicio 2016
Organismo financiador AGENCIA ESTATAL DE INVESTIGACION
Tipo de proyecto INV. COMPETITIVA PROYECTOS
Responsable científico Álvarez Bel Carlos María
Resumen Las futuras redes eléctricas necesitan ser más flexibles e innovativas en el lado de la demanda si el porcentaje de recursos de generación "controlable" va a disminuir al crecer la participación de renovables (RES) en la cartera de generación, de acuerdo con las previsiones de la Comisión Europea, en el horizonte 2020-50 (siendo éstos, recursos menos predecibles). Si no se consigue esta flexibilidad a través de la Respuesta de la Demanda (DR) los objetivos de integración de las RES no serán creíbles, ni la política de sostenibilidad energética de la UE, al menos desde los puntos de vista de eficiencia, fiabilidad y seguridad de las redes. Asimismo, las últimas tendencias internacionales establecen que el nuevo diseño de los mercados necesita una participación activa del consumidor, el desarrollo de nuevos productos, y una mayor relación entre los mercados mayoristas y minoristas. Algunas barreras (incluso legales) se empiezan a derribar, como es la igualdad de consideración y retribuciones a los recursos DR y de generación, siempre y cuando la DR demuestre tener capacidades similares. Para hacer ésto, la UE necesita vencer retrasos legislativos y tecnológicos frente a Norteamérica (que avalan las cifras de DR en unos y otros países, así como los productos y mercados abiertos en la práctica a DR). Este retraso, es especialmente importante en los pequeños y medianos consumidores y es un error, pues éstos explican más del 50% del consumo final. Fomentar la DR supone, desde el punto de vista técnico, considerar: la agregación de demanda, nuevas cargas y modos de control de las mismas, la consideración de "prosumers" (RES aguas abajo del medidor) y el aprovechamiento de la tecnología (smart metering) desplegada en la monitorización y control de la energía eléctrica. Desde el punto de vista económico, la viabilidad de la DR necesita involucrar a los usuarios en nuevos productos (y disponibilidad más continuada) más allá de los tradicionales (emergencia) que permitan pagos más estables y sustanciosos (por capacidad o disponibilidad) y por tanto clarifiquen su viabilidad económica. Demostrar que la capacidad técnica de la DR es comparable a la generación y puede ayudar a la integración de RES necesita, en primer lugar, predecir el impacto de éstas, y a la vez desarrollar y validar modelos de demanda para muy diferentes usos, horizontes temporales y niveles de agregación, y no sólo centrado en los mercados mayoristas, sino también en los minoristas, en la resolución de problemas de balance de energía y en las restricciones en las redes electricas (incluidas la de distribución). La idea clave del proyecto es aprovechar la experiencia de los grupos proponentes en la DR y predicción de magnitudes a corto plazo, desarrollando, adaptando e integrando modelos de predicción de RES y modelos de cargas físicamente basados (exportables), con estructuras comunes (replicables), entradas y salidas reconocibles (integrables en otras herramientas), y que se realimentaran entre si, en función de la aplicación, para conseguir una macroestructura ("entidad" con la misma base pero con diferentes "órganos" de especialización) que pueda ayudar a resolver las necesidades de la DR en productos (mercados) simples o complejos que se presentarán en el futuro. Además, estos modelos podrán integrarse en plataformas que permitan gestionar y absorber el tráfico de información y control procedente de la tecnología ICT de la que pueda disponer el consumidor a medio plazo.