La entidad asociativa prioritaria. ¿Cuál es su contribución esperable al redimensionamiento de las cooperativas agroalimentarias españolas?

Autores UPV
Año
CONGRESO La entidad asociativa prioritaria. ¿Cuál es su contribución esperable al redimensionamiento de las cooperativas agroalimentarias españolas?

Abstract

La realidad del sector agroalimentario cooperativo español pone de manifiesto que, con una elevada implantación, amplia distribución territorial, e importancia sectorial, social y comercial a nivel nacional, uno de sus principales puntos débiles es la elevada atomización de las empresas, y escaso dimensionamiento de las mismas. Así, las 3.844 empresas asociativas agrarias existentes en el año 2012, agrupan cerca de un millón de socios productores, y generan una facturación de más de 25.696 millones de euros, dando empleo a cerca de 99.000 trabajadores directos (Garrido, 2013 y Observatorio socioeconómico del cooperativismo agroalimentario español 2013 - Cooperativas agro-alimentarias de España). A pesar del escaso dimensionamiento, se observa un grupo de cooperativas líderes en tamaño y capacidad comercializadora, que aglutinan parte importante del sector. En este sentido, el top10 de cooperativas factura el 16% del total, el top60 el 32%, y las 254 cooperativas que facturan más de 15 millones de ¿ (el 6,66% del total), facturan el 64,1% del total. Podemos destacar estas cooperativas como las principales empresas del sector. No obstante, si comparamos las principales cooperativas españolas con sus homólogas a nivel europeo, cabe destacar que estas cooperativas líderes tienen asimismo un reducido dimensionamiento, que en un mundo globalizado, las posiciona de manera más débiles frente a sus competidoras. No encontramos ninguna cooperativa en el top25 europeo. La respuesta para hacer frente al tamaño de las cooperativas ha sido diferente en España que en el centro y norte de Europa. Los grupos cooperativos europeos de mayor tamaño han apostado por un modelo de empresa dual, cooperativo y mercantil a la vez, con un carácter híbrido, y desmutualizado, que ha agilizado los procesos de crecimiento, mientras que en España se ha seguido básicamente un esquema más tradicional, basado en el crecimiento interno, la cooperación, o los procesos de fusión y adquisición de empresas. En este contexto, la recientemente aprobada Ley de fomento de la integración de cooperativas, con la figura de Entidad Asociativa Prioritaria, y el Real Decreto 550/2014, de 27 de junio, por el que se desarrollan los requisitos y el procedimiento para su reconocimiento, pueden constituir un elemento a tener en cuenta, que sin duda influirá a partir de ahora en los modelos organizativos de los grupos cooperativos. Ante esta realidad, la presente comunicación persigue analizar la realidad del sector agroalimentario español, y las posibilidades que brinda la figura de la Entidad Asociativa Prioritaria de carácter agroalimentario, para la mejora del dimensionamiento de las cooperativas agroalimentarias españolas.