Las Cesiones Del Terreno, Un Relevo Generacional En Zonas Periurbanas. Estudio De Casos

Autores UPV
Año
CONGRESO Las Cesiones Del Terreno, Un Relevo Generacional En Zonas Periurbanas. Estudio De Casos

Abstract

La actividad agrícola de las huertas periurbanas de la ciudad de Valencia se han visto seriamente amenazada por factores como la especulación del territorio, ante el avance de la construcción masiva de edificios, durante el periodo de la ¿burbuja inmobiliaria¿, amenazada también por factores agronómicos, al tratarse de pequeñas parcelas con infraestructura de difícil competitividad en el agresivo mercado de alimentos globalizados, y amenazada por factores generacionales, al tratarse de pequeñas huertas regentadas por agricultores que no han encontrado un relevo generacional en la actividad. Una alternativa laboral de los egresados universitarios con formación agronómica, forestal y/o medioambiental, ha sido emprender actividad agraria en los suelos agrícolas abandonados de estas zonas periurbanas. Esta actividad se está llevando a cabo mediante alianzas con los propietarios, que sin retribución económica por el uso del suelo, limitan el acuerdo a un mantenimiento y limpieza del terreno, en algunos casos para cumplir con ordenanzas municipales, que obligan a los propietarios a mantener las parcelas cuidadas y con ello a realizar, como mínimo, un pase de tractor una vez al año. Con las alianzas se están produciendo fenómenos interesantes, ya que los jóvenes que se incorporan, lo hacen con un alto nivel de cualificación, mucho dinamismo, aplicando técnicas de agricultura ecológica, recuperando conocimientos tradicionales, incorporando actividad de transformación alimentaria y comercializando a través de circuitos cortos. Por otro lado, el propietario queda compensado, al tener el terreno en óptimas condiciones de limpieza y cumplimiento municipal, pero también por la satisfacción de visualizar su propiedad agraria activa. Este modelo de cesión se muestra para diversos casos de la huerta de Valencia, en concreto, en la zona de la huerta de Rovella limítrofe con la ciudad de Valencia por el sur, se ha dado el caso de una cesión de terreno con el objetivo de desarrollar cultivos de tomate, pimiento, berenjena, pepinillo, para su posterior transformación y elaboración en la modalidad de encurtidos, proporcionando en este caso un mayor valor añadido a la producción. Otro ejemplo está en la huerta sur, aprovechando terrenos abandonados por parte del Ayuntamiento. En la zona de Paterna, donde se han establecido alianzas con grupo de desempleados, que llevan varios años trabajando en los huertos, para el autoconsumo. En la zona de huerta limítrofe por el oeste de la ciudad, camino a Torrent, se aprovecha la cesión de las tierras para un proyecto de producción de alimentos ecológicos de consumo en fresco, preparando cestas de temporada y comercializándolas directamente en la ciudad. En todos los casos el relevo generacional, aprovechando la huerta periurbana, y el alto grado de formación y concienciación han sido claves para el éxito.