Aplicación del modelo EUROSEM en cuencas de drenaje tras incendios forestales severos

Autores UPV
Año
Revista Flamma

Abstract

El objetivo del presente trabajo es evaluar los fenómenos erosivos contabilizando la pérdida de suelo en una subcuenca de drenaje del rio Xúquer en la sierra de la Murta (Alzira, Valencia), tras la producción de un incendio forestal utilizando el modelo EUROSEM (European Soil Erosion Model). Se utilizan herramientas SIG y MDT realizando la representación digital de la topografía de la zona y se construye un modelo generalizado de drenaje, calculando la dirección del flujo, e identificando unidades homogéneas en función de diversos parámetros evaluados (pendiente, geología, suelos, y cobertura vegetal), obteniendo una representación esquemática de la cuenca con 160 unidades/elementos EUROSEM. Para ello se analizaron 16 muestras de suelo junto a un estudio detallado de la vegetación, cobertura vegetal, pedregosidad, surcos, rugosidad, etc., y considerando los datos de precipitación obtenidos de la estación meteorológica automatizada situada en el valle. Se realiza la aplicación del modelo en las condiciones actuales y se comparan los resultados obtenidos al aplicar el modelo tras un incendio forestal en el que se ve afectada un 70% de la vegetación actual. Se obtienen diferencias importantes, valores menores de infiltración, mayor escorrentía y mayor erosión-sedimentación, como consecuencia de las modificaciones introducidas en el modelo a nivel de cobertura vegetal en el hipotético caso de un incendio forestal de alta severidad con diferentes escenarios. Se localizan las zonas con mayor riesgo de erosión, así como las de concentración de flujo superficial consecuencia de la conectividad hidrológica y el efecto del incendio forestal. Los resultados muestran como afectaría la disminución de la cobertura de la vegetación tras un incendio forestal en la pérdida de suelo, que aumentaría aproximadamente entre tres y cinco veces las toneladas de suelo erosionado tras un evento de precipitación de magnitudes normales. Resultados similares son obtenidos distintos autores que llegan a ser diez veces superiores en incendios de alta severidad, dependiendo tanto de la cobertura vegetal como de las características climáticas de la zona (contenido de humedad y características del suelo.