Evaluación de Geobacillus vulcani como bacteria-test de un bioensayo para la detección de antibióticos en la leche

Autores UPV
Año
CONGRESO Evaluación de Geobacillus vulcani como bacteria-test de un bioensayo para la detección de antibióticos en la leche

Abstract

La presencia de residuos de antibióticos en la leche, puede provocar graves consecuencias tanto para la salud del consumidor como para la industria láctea. Por tal motivo, se evaluará la sensibilidad antimicrobiana de Geobacillus vulcani como una posible bacteria-test para un método de inhibición microbiológica que permita detectar antibióticos en leche a niveles equivalentes a sus Límites Máximos de Residuos (LMRs). Para ello, se estudiaron las Concentraciones Mínimas Inhibitorias (CMI) de 22 antibióticos en leche siguiendo las directrices establecidas por AOAC1. Para cada agente antimicrobiano se prepararon 4 placas de Petri y se ensayaron cinco concentraciones (C1, C2, C3, C4 y C5), colocando en cada placa triplicados de la concentración intermedia (C3) que se consideró como control para poder efectuar las correcciones de los diámetros de los halos inhibitorios en las diferentes placas. El medio de cultivo contenía Mueller Hinton (38 g/l), Glucosa (10 g/l) y una concentración final de 2.107 esporas/ml G. vulcani LMG-19852. Para obtener un espesor de agar de 2,2mm, se depositó 14ml de medio de cultivo en las placas de Petri de 90mm, a continuación se realizaron perforaciones de 8mm de diámetro y se dispensó un volumen de 80 µl de muestras de leche fortificadas con antimicrobianos. Las placas se incubaron en estufa a 65ºC por un tiempo de 6 horas, y se midieron los halos de inhibición obtenidos mediante un calibre vernier con sensibilidad 0.5mm. Se utilizó un modelo de regresión lineal para establecer las relaciones entre los diámetros de los halos y las transformaciones logarítmicas de las concentraciones de antibióticos (D=β1 + β2 log C). Luego, se calculó la CMI de antibiótico que produce un halo de inhibición apreciable (10 mm). Los coeficientes de correlación fueron altos y se ubicaron entre 92,9% (Estreptomicina) y 99,8% (Marbofloxacina). El método presenta CMI cercanos a sus LMRs para Cefalexina (48 µg/l vs 100 µg/l), Cefadroxil (40 µg/l vs 100 µg/l), Ceftiofur (46 µg/l vs 50 µg/l), Tilosina (70 µg/l vs 50 µg/l), Neomicina (630 µg/l vs 1500 µg/l), Clortetraciclina (267 µg/l vs 100 µg/l), Oxitetraciclina (264 µg/l vs 100 µg/l) y Tetraciclina (233 µg/l vs 100 µg/l). Se observa que G. vulcani presenta una escasa sensibilidad para la detección de diferentes grupos de sustancias antimicrobianas en la leche. Por ello, se considera que este microorganismo no resulta apropiado como bacteria test de un método de screening para la detección de un amplio número de antibióticos. Sin embargo, los bajos niveles de detección de cefalosporinas en leche indican que este método microbiológico podría resultar adecuado para la detección específica de esta familia de antibióticos en la leche. Además esta bacteria test podría utilizarse para elaborar un bioensayo de respuesta dicotómica específico para cefalosporinas que podría incorporarse a los Sistemas Microbiológicos en microplacas de titulación para una clasificación previa antibióticos