Mejora del comportamiento tribológico: fricción, desgaste y lubricantes

La tribología se centra en el estudio de tres fenómenos: la fricción que tiene lugar durante el contacto entre superficies sólidas en movimiento; el desgaste como efecto natural de la fricción; y la lubricación como un medio para reducir el desgaste. Es importante conseguir reducir la fricción y desgaste para conservar y reducir energía, lograr movimientos más rápidos y precisos, incrementar la productividad y reducir el mantenimiento. La tribología contribuye a mejorar una gran variedad de productos (rodamientos, engranajes, matrices, prótesis, embragues, frenos, etc.) y de procesos (Extrusión, embutición, fundición, forja, procesos de corte, etc.) En este campo, el ITM atesora un amplia experiencia, ofreciendo sus servicios para la evaluación del comportamiento de pares rozantes, el diagnóstico de fallos por desgaste, el desarrollo de pares rozantes con comportamiento tribológico mejorado y la selección de lubricantes adecuados para procesos de embutición. Los trabajos desarrollados por los investigadores del ITM adquieren gran relevancia para los resultados y competitividad de las empresas, ya que un adecuado estudio tribológico contribuye a la mejora de productos y procesos.

Aplicaciones

  • Desarrollo y mejora de productos (rodamientos, engranajes, matrices, prótesis, embragues, frenos, etc.)
  • Optimización de procesos (extrusión, embutición, fundición, forja, procesos de corte, etc.)

Ventajas técnicas

  • La selección de los materiales adecuados de superficies sólidas en contacto y movimiento contribuye a reducir la fricción y el desgaste, y como consecuencia contribuye a reducir energía y lograr movimientos más rápidos y precisos.

Beneficios que aporta

  • Desarrollo de productos y procesos con prestaciones mejoradas.
  • Mayor competitividad
  • Incremento de la productividad
  • Reducción en el mantenimiento

Experiencia relevante

  • Invenstigadores del ITM han llevado a cabo numerosos proyectos de I+D, contratos de asesoramiento tecnológico y prestaciones de servicio relacionados con fricción, desgaste y lubricación. Asimismo, el ITM tiene tiene experiencia en el diseño de equipos de evaluación de desgaste que simulan condiciones reales de proceso o de utilización de producto. El Instituto de Tecnología de Materiales inició su actividad en el año 2005. Su misión es ofrecer al mundo empresarial, industrial y de la construcción, un servicio integral de I+D+i que dé una respuesta satisfactoria a sus necesidades tecnológicas y de investigación en el campo de los Materiales, sus Procesos y Tratamientos.