Sensores de nueva generación: lenguas, ojos y narices electrónicas

Una de las líneas de trabajo del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico se centra en los sensores de nueva generación. En este campo, desarrollamos lenguas, ojos y narices electrónicas, sistemas cuya construcción y principio operacional está inspirado en la neurofisiología del sistema del gusto humano. Se dedican fundamentalmente al análisis automático de muestras de composición compleja, así como al reconocimiento de sus propiedades características. Están constituidas por un conjunto de sensores de sensibilidad parcial sobre las distintas especies; cada sensor mide una propiedad determinada de la muestra. La respuesta del conjunto de sensores ofrece una huella característica de cada especie en la muestra y la suma de todas las huellas ofrece el patrón de reconocimiento.

Aplicaciones

  • Puede ser aplicado al control de cualquier proceso o la monitorización del estado de cualquier sistema. Por ello los campos de aplicación son diversos e incluyen transporte, industria agroalimentaria, medio ambiente, electrodomésticos, producción agraria, producción industrial, seguridad, etc.

Ventajas técnicas

  • Reducción en los costes de diseño y por análisis
  • Reducción del tiempo de análisis
  • Sencillez en su manejo
  • Análisis simultáneo de varias sustancias
  • No genera residuos tóxicos
  • Sistema hecho a medida
  • Medida de parámetros cuantitativos o cualitativos
  • Posibilidad de medición in situ (equipamiento portátil)

Beneficios que aporta

  • Aumento de la calidad y reproducibilidad de la producción
  • Disminución de mermas.

Experiencia relevante

  • Nuestro Instituto atesora una amplia experiencia investigadora y docente en en el desarrollo de sensores químicos (ópticos, electroquímicos y biosensores), nuevos materiales, metodologías analíticas y equipos de microelectrónica. Estructurado en torno a cuatro grupos de I+D+i, cuenta con una plantilla de investigadores de diversos campos de la química analítica, orgánica e inorgánica, la electrónica y la ingeniería con mas de 25 años de experiencia en investigación. Nuestro objetivo es la transferencia de sus conocimientos a la sociedad mediante formación especializada, proyectos de I+D colaborativa o subcontratada, prestaciones de servicios y acciones de trasferencia de tecnología. Contamos con todas las instalaciones necesarias para llevar a cabo labores habituales en relación a las líneas de Investigación que el Instituto desarrolla tales como síntesis, preparación de compuestos y materiales, caracterización, etc. (por ejemplo: vitrinas de extracción de gases, neveras y armarios de seguridad para almacenamiento de reactivos, equipo para operaciones de síntesis y purificación como agitadores, autoclaves, placas calefactores, rotavapores, bombas de vacío, sistemas de filtrado, equipos de cromatografía, etc.).