Materiales nanoporosos estructurados para conversión de energía

Desde el Instituto de Tecnología Química trabajamos en el desarrollo de nuevos materiales nano y mesoporosos con una selectividad y una actividad mejorada con respecto a los catalizadores actualmente utilizados en refinería, procesos petroquímicos, producción de energía, procesos de química verde así como en procesos de adsorción y separación de hidrocarburos. Gracias a estos nuevos materiales se consigue un control exacto de la geometría y de las propiedades hidrofóbicas/hidrofílicas de los catalizadores heterogéneos que van a participar en dicho proceso. Esto es posible gracias a un nivel elevado de los cálculos a niveles químicos de quatum y utilizando métodos DFT (Density Functional Theory) y métodos semiempíricos. Una vez obtenida una primera visión del diseño del proceso para un Nuevo catalizador en su totalidad desde un punto de vista teórico, se procede al desarrollo experimental de los nuevos sólidos microporosos con poros y cavidades en el rango subnanométrico, manteniendo a la vez control sobre los sitios activos. También se considera la posibilidad de sintetizar materiales híbridos inorgánico-orgánico con estructuras altamente ordenadas y con poros uniformes.

Aplicaciones

  • Nuevos materiales nano y mesoporosos con una selectividad y una actividad mejorada para su uso en refinería, procesos petroquímicos, producción de energía y procesos de química verde.

Ventajas técnicas

  • Utilización de materiales de bajo coste para la preparación de catalizadores más activos y más selectivos a partir de cálculos teóricos y métodos semiempíricos

Beneficios que aporta

  • Mayor selectividad y mayor actividad, lo que se traduce en beneficios tanto económicos como medioambientales.

Experiencia relevante

  • El Instituto de Tecnología Química es un centro de investigación mixto creado en 1990 por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con sede en el Campus de la UPV. Desde su puesta en marcha y hasta la actualidad, se ha convertido en un centro de referencia en el ámbito de la investigación química. Así, sus investigaciones abarcan un amplio abanico de campos y aplicaciones, tales como materiales mesoporosos, mesoestructurados y orgánicos-inorgánicos; materiales microporosos así como su aplicación en catálisis; química fina; oxidación selectiva de hidrocarburos, desarrollo de pilas de combustibles y almacenamiento de hidrógeno; procesos catalíticos con catalizadores ácido/base bifuncionales; síntesis de hidrocarburos a partir de gas natural y de síntesis; procesos catalíticos de eliminación de contaminantes; catálisis computacional y combinatoria, energías renovables (aprovechamiento luz solar; transformación biomasa; producción y almacenamiento hidrógeno) y fotoquímica, procesos fotoquímicos y fotobiología. Dirigido por Avelino Corma, el ITQ mantiene una estrecha colaboración con empresas del sector de la tecnología química y de materiales, así como con compañías cuya actividad se centra en la producción y distribución de energía y gas, petroquímicas, etc., tanto a nivel nacional como internacional.