Producción de energías renovables a partir de procesos fotoquímicos: celdas fotovoltaicas y reactores fotocatalíticos

En el Instituto de Tecnología Química desarrollamos nuevos materiales fotoactivos con propiedades mejoradas para su integración en reactores fotocatalíticos, dispositivos fotovoltaicos y sistemas optoelectrónicos. Así, trabajamos en la generación de hidrógeno a través de la fotólisis del agua mediante la radiación solar, produciendo simultánea y eficientemente hidrógeno y oxígeno en relación estequiométrica. Por otro lado, desde nuestos laboratorios trabajamos en el desarrollo de nuevas celdas fotovoltáicas de gran eficiencia y bajo coste en las cuales la durabilidad y la densidad de energía se mejora respecto a los valores actuales del estado de la técnica. Uno de los principales objetivos es el uso de semiconductores distintos a óxido de titanio con mayor eficiencia y estructuración espacial de la celda mediante la aplicación de conceptos físicos. Por último, trabajamos también en la obtención de sistemas optoelectrónicos basados en materiales innovadores con un consumo de energía considerablemente más reducido que los sistemas actuales. Un caso particular es el sistema basado en OLEDs, en los cuales la eficiencia de la fotogeneración por unidad de energía consumida es hasta un orden de magnitud mayor que los dispositivos actuales

Aplicaciones

  • Celdas fotovoltaicas
  • Sistemas optoelectrónicos (OLEDs)

Ventajas técnicas

  • Mayor eficiencia en la transformación de energía solar en eléctrica

Beneficios que aporta

  • Aprovechamiento eficiente de recursos renovables (energía solar)
  • Bajo coste materia prima.

Experiencia relevante

  • El Instituto de Tecnología Química es un centro de investigación mixto creado en 1990 por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con sede en el Campus de la UPV. Desde su puesta en marcha y hasta la actualidad, el ITQ se ha convertido en un centro de referencia en el ámbito de la investigación química. Así, sus investigaciones abarcan un amplio abanico de campos y aplicaciones, tales como materiales mesoporosos, mesoestructurados y orgánicos-inorgánicos; materiales microporosos así como su aplicación en catálisis; química fina; oxidación selectiva de hidrocarburos, desarrollo de pilas de combustibles y almacenamiento de hidrógeno; procesos catalíticos con catalizadores ácido/base bifuncionales; síntesis de hidrocarburos a partir de gas natural y de síntesis; procesos catalíticos de eliminación de contaminantes; catálisis computacional y combinatoria, energías renovables (aprovechamiento luz solar; transformación biomasa; producción y almacenamiento hidrógeno) y fotoquímica, procesos fotoquímicos y fotobiología. Dirigido por Avelino Corma, el ITQ mantiene una estrecha colaboración con empresas del sector de la tecnología química y de materiales, así como con compañías cuya actividad se centra en la producción y distribución de energía y gas, petroquímicas, etc., tanto a nivel nacional como internacional.