Análisis de la viabilidad del tratamiento con luz solar para la depuración de aguas residuales industriales

La necesidad de la búsqueda de tecnologías de tratamiento de aguas residuales motivada por la exigente legislación ambiental en temas de vertidos industriales, hacen que las tecnologías o métodos de depuración existentes en la actualidad resulten en muchos casos incompletas. Generalmente no llegan a satisfacer los límites establecidos por la normativa y se deben controlar continuamente para evitar que sobrepasen los límites. Desde el punto de vista químico, uno de los factores negativos más importantes que pueden afectar a la polución de las aguas es la presencia de materias orgánicas y/o inorgánicas, en suspensión y en disolución, capaces de provocar acciones nocivas para los distintos usos a que se las puede destinar. Se estudia la viabilidad de aplicación de tratamientos de oxidación de contaminantes basado en el empleo de la luz solar como fuente de energía para depurar aguas residuales industriales, fundamentalmente las procedentes de industrias textiles, agroalimentarias y de recubrimientos metálicos. El proceso se basa en un tratamiento de fotocatálisis en el que se combinan los fotones solares con determinadas sustancias químicas que actúan como catalizadores. De este modo se logra, tanto la disminución de la carga orgánica de la muestra (DQO y TOC), como su detoxificación y el aumento de su biodegradabilidad. La principal ventaja de estos métodos frente a otros tradicionales es la utilización de la luz solar como fuente de energía con el consiguiente ahorro energético y empleo de reactivos agresivos.

Aplicaciones

  • El empleo de estas técnicas sería interesante en aguas con contaminantes tóxicos o no biodegradables y no susceptibles de tratamientos biológicos convencionales, tales como las que se generan en aguas procedentes de industrias textiles, papeleras, agroalimentarias y de recubrimientos metálicos.

Ventajas técnicas

  • 1. Capacidad para llevar a cabo una total mineralización de los contaminantes orgánicos hasta dióxido de carbono e iones como cloruro, nitrato, sulfato, etc. 2. Reactividad no selectiva ante la mayoría de los compuestos orgánicos, hecho especialmente interesante si se quiere evitar la presencia de productos de degradación tóxicos, que sí pueden originarse mediante otros métodos que no consiguen la oxidación completa. Además, esta característica permite descontaminar aguas con diferentes contaminantes, siendo posible tratar todos simultáneamente. 3. La utilización de energía solar como fuente de fotones, supone un ahorro de energía.

Beneficios que aporta

  • Depurar aguas residuales industriales no biodegradables o con elevadas toxicidades que imposibilitan un tratamiento biológico convencional y dejarlas dentro de los límites de vertido marcados por la legislación.
  • Disminuir el consumo de agua en industrias permitiendo su reutilización.
  • Disminuir el coste energético y de reactivos asociado a tratamientos alternativos.

Experiencia relevante

  • El grupo dispone de plantas pilotos de FOTOCATÁLISIS SOLAR para realizar ensayos con aguas reales y optimizar tratamientos de aguas.