Monitorización del estado de conservación de estructuras de hormigón

El deterioro en las estructuras de hormigón armado puede producir un descenso importante de su capacidad inicial de respuesta hasta situarse por debajo de los mínimos exigibles, lo que haría necesaria una intervención. Existen procesos que pueden afectar a la matriz de hormigón, a las armaduras o a ambos materiales; entre ellos, la corrosión de las armaduras de refuerzo es quizás uno de los que más pueden influir en su vida útil. La durabilidad del hormigón armado puede ser evaluada mediante tests destructivos o semidestructivos que proporcionan información de la situación existente en el momento de realizar los tests y ensayos correspondientes.

Dentro de este campo, el Grupo de Investigación y Monitorización de Hormigones (GIMH) de la UPV trabaja en el desarrollo de aplicaciones para la monitorización de hormigón de cualquier tipo, con el objetivo de evaluar su durabilidad.

El uso de sensores en hormigón representa una alternativa a los métodos tradicionales de control ya que permiten realizar un seguimiento no destructivo de determinados parámetros de interés, incluso permiten una monitorización en continuo.

Desde hace años, se han implementado sensores que proporcionan información de parámetros físico-químicos relacionados con procesos que pueden afectar a la durabilidad del hormigón. El control de factores desencadenantes de procesos de corrosión como el ingreso de cloruros o el avance del frente de carbonatación es fundamental, si bien, los sensores potenciométricos utilizados habitualmente no son sensores selectivos para iones específicos por lo que son sensibles a la presencia de otras especies y por lo tanto su respuesta puede verse alterada por estos factores.

El GIMH cuenta con un sistema que permite monitorizar el estado de las armaduras de distintas partes de una estructura simultáneamente. Además, este sistema se basa en una tecnología económica, sencilla, fiable y duradera, que hace que su implementación en construcciones nuevas sea viable. Trabaja también en la implementación de sistemas de control de deformaciones y otros parámetros físicos como la humedad, temperatura¿

Los integrantes del GIMH tienen experiencia en el desarrollo e implementación de sistemas sensores para multitud de aplicaciones, que van desde la industria agroalimentaria al mundo de construcción.

El GIMH está formado por investigadores del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) y del Grupo de Recuperación del Patrimonio Cultural (Grupo RPC).

Responsable científico: Gandía Romero José Manuel
Participantes Gasch Molina Maria Isabel, Ramón Zamora José Enrique, Gandía Romero José Manuel, Martínez Ibernón Ana, Bataller Prats Román, Alcañiz Fillol Miguel, Soto Camino Juan, Lliso Ferrando Josep Ramon, Valcuende Payá Manuel Octavio

Aplicaciones

  • Monitorización de cualquier tipo de hormigón para evaluar su durabilidad
  • Industria agroalimentaria

Ventajas técnicas

  • Permite monitorizar el estado de las armaduras de distintas partes de una estructura simultáneamente

Beneficios que aporta

  • Tecnología económica, sencilla, fiable y duradera

Experiencia relevante