Cálculos de criticidad y dosimetría en almacenamientos de combustible nuclear

Las instalaciones del ciclo del combustible abarcan una amplia gama de actividades, entre ellas la extracción y el tratamiento, la conversión y el enriquecimiento, la fabricación de combustible, el almacenamiento provisional del combustible gastado, el reprocesamiento y el acondicionamiento de desechos. Estas instalaciones afrontan problemas de seguridad especiales, tales como el control de la criticidad del combustible o de la dosis que pueden recibir los trabajadores expuestos. El grupo de investigación emplea herramientas computacionales de cálculo y análisis neutrónico, como el código SCALE o el MCNP, para la evaluación de instalaciones de combustible nuclear y diseño de contenedores mediante cálculos de criticidad, dosis, blindajes, transferencia de calor y crédito al quemado. Se realizan estudios de almacenamiento de combustible, tanto nuevo como gastado. La larga trayectoria y experiencia del grupo en este campo, así como el desarrollo de herramientas propias, permiten ofertar servicios de gran calidad y fiabilidad a empresas del sector.

Aplicaciones

  • Almacenamientos de combustible nuclear

Ventajas técnicas

  • Servicios avanzados de diseño y evaluación de gran fiabilidad y bajo coste

Beneficios que aporta

  • Los servicios ofertados permiten la evaluación y diseño de contenedores de almacenamiento de combustible, tanto nuevo como gastado.
  • Servicios de bajo coste con herramientas de cálculo neutrónico como SCALE o MCNP

Experiencia relevante

  • Para el desarrollo de esta área de trabajo el ISIRYM cuenta con un equipo fuertemente multidisciplinar en el que destacan expertos en ingeniería energética, nuclear y química, ingeniería electrónica, automatización y control, matemática aplicada, etc. Destaca principalmente la actividad investigadora en el campo de la seguridad nuclear, mediante el desarrollo de proyectos colaborativos con empresas y entidades reguladoras a nivel nacional e internacional, que ha dado como resultado diversos productos tecnológicos, principalmente en forma de software. Además, los conocimientos adquiridos en este campo han permitido su aplicación a otros sectores industriales. El Instituto cuenta con una larga trayectoria y experiencia en servicios a empresas del sector químico, petroquímico, energético y nuclear.