Actividad pericial, mediación y arbitraje

La Organización de Empresas trata de analizar qué es la empresa y cómo funciona: cómo se organiza, cómo están relacionadas las distintas funciones de la misma y cuál es el papel de cada función dentro de la empresa. En su sentido más amplio debe considerar, además de su contenido teórico, su capacidad para plantear y resolver los problemas económicos de las distintas unidades, tanto las directas como indirectamente productivas.
Los procedimientos para la resolución de conflictos es una de las competencias de la Organización de Empresas:
En el supuesto de que los problemas trasciendan y la empresa se enfrente a una demanda civil, la ley permite ahora que cada parte enfrentada en el proceso presente su propio perito, lo que obliga a una mayor compenetración entre éste y el letrado, así como a una preparación adicional de los profesionales de la pericia que en principio le es ajena por su formación eminentemente técnica.
La Mediación y el Arbitraje son medios para la solución de conflictos societarios basado en la autonomía de la voluntad de las partes. Supone someter las cuestiones litigiosas a la decisión de uno o varios árbitros, renunciando con ello a acudir a los tribunales ordinarios. Mediante el arbitraje las partes pueden obtener los mismos objetivos que con la jurisdicción civil: una decisión que ponga fin al conflicto con todos los efectos de la cosa juzgada, con las ventajas de la rapidez, la economía o la confidencialidad
En un contexto como el actual, marcado por el creciente volumen de asuntos que llegan a la jurisdicción, se están potenciando fórmulas complementarias de resolución de conflictos que permitan a los ciudadanos resolver sus controversias con altos niveles de satisfacción y, al tiempo, ayuden a la agilización y mejora de todo el sistema judicial.
Una de esas fórmulas es la mediación, que viene siendo objeto de estudio por parte del equipo de investigadores del Departamento de Organización de Empresas. Se trata de un instrumento muy sencillo, ágil, eficaz y económico para la solución de conflictos, alcanzando entre las partes un acuerdo al que la ley podría otorgar fuerza de cosa juzgada, como si de una sentencia judicial se tratase, basado en la plena libertad de las partes, y en la intervención de un mediador, del que se pretende una actitud positiva orientada a la solución de la controversia. La mediación es una actividad neutral, independiente e imparcial que ayuda a dos o más personas a comprender el origen de sus diferencias, a conocer las causas y consecuencias de lo ocurrido, a confrontar sus visiones y a encontrar soluciones para resolverlas.
Dentro del Departamento de Organización de Empresas, se ha desarrollado la coordinación del Título Propio de la Universitat Politècnica de València de Especialista Universitario en Actividad Pericial, Mediación y Arbitraje y se ha participado en múltiples procedimientos por designación judicial como administrador o perito en los Juzgados de Primera Instancia, Instrucción, de lo Penal, Mercantiles y de lo Contencioso-Administrativo, y ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Aplicaciones

  • Planteamiento y resolución de los problemas económicos de las distintas unidades, tanto las directas como indirectamente productivas.

Ventajas técnicas

Beneficios que aporta

Experiencia relevante