Conservación y restauración de materiales óseos

El empleo de distintos estucos tradicionales en la reposición de lagunas óseas es una práctica que se ha venido desarrollando sin considerar demasiado los factores de alteración que éstos pueden provocar sobre este tipo de material arqueológico.
Uno de los grandes problemas que se plantea a los restauradores a la hora de intervenir en piezas óseas es su sensibilidad frente a la humedad. Estos materiales orgánicos son capaces de retener o ceder agua a la atmósfera, dependiendo de las circunstancias ambientales, para adaptarse a la humedad relativa del medio en el que está, lo cual puede provocar la aparición de deformaciones, grietas o fisuras en su estructura y, en último término, la rotura del material.

Hasta el momento, los tratamientos de conservación y restauración de material óseo se limitan normalmente a la estabilización de la pieza, siendo los más frecuentes: limpieza, consolidación y montaje de fragmentos. La reintegración volumétrica de las piezas no suele ser muy habitual, restringiéndose su uso a los casos en los que el material presenta problemas de estabilidad para devolverle la resistencia mecánica o si posteriormente van a ser presentados en exposiciones o utilizados en estudios.

Dentro de este campo, investigadores del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universitat Politècnica de València trabajan con un nuevo material, desarrollado en sus laboratorios y patentado por la UPV, que permite la restauración de los restos óseos y que destaca por su resistencia a cambios de humedad y temperatura; además es reversible, no amarilleada, tiene una gran capacidad de adherencia y, al no ser un estuco a base de agua, ni elaborado a partir de emulsiones acuosas, no aporta humedad a la pieza con su consecuente deformación. El material es un estuco o masilla de relleno que permite la reintegración volumétrica de lagunas en estos materiales. Se puede aplicar para la reconstrucción de materiales óseos paleontológicos y arqueológicos, marfil y conchas, así como en la realización de reconstrucciones anatómico-forenses.

A partir de un equipo pluridisciplinar de profesionales y especialistas de la Universitat Politècnica de València, el Instituto aborda la conservación y restauración de bienes arquitectónicos, bienes pictórico-escultóricos, patrimonio arqueológico y etnográfico y patrimonio documental y obra gráfica.

Aplicaciones

  • Reconstrucción de materiales óseos paleontológicos y arqueológicos, marfil y conchas,
  • Realización de reconstrucciones anatómico-forenses.

Ventajas técnicas

  • Resistencia a cambios de humedad y temperatura
  • Reversibilidad
  • No amarillea
  • Gran capacidad de adherencia
  • No aporta humedad a la pieza con su consecuente deformación

Beneficios que aporta

  • Mayor resistencia de las piezas restauradas

Experiencia relevante