Detección rápida y temprana de la necrosis foliar del caqui

En el año 2008 el cultivo del caqui empezó a verse afectado por una patología que provocaba unas manchas en las hojas, defoliación y madurez precoz, acompañada de una caída anticipada y rápida de la fruta. Esta enfermedad está causada por Mycosphaerella nawae, un hongo cuyo periodo de incubación del hongo en el cultivo es muy largo, de modo que puede tardar mucho en manifestarse y ser perceptible; los síntomas aparecen tres o cuatro meses después de que el hongo infecte a la planta.

El Grupo de Investigación en Hongos Fitopatógenos (GIHF) -encuadrado en el Instituto Agroforestal Mediterráneo de la UPV- ofrece al sector una técnica mucho más rápida y sensible que las utilizadas actualmente. Con ella, podemos saber si existe o no infección, aunque esta no se manifieste, en apenas unas horas. La clave reside en el análisis molecular del tejido vegetal.

Para los agricultores, el potencial de esta técnica es muy importante, ya que su aplicación permitiría un ahorro notable en tratamientos en el futuro. La pauta establecida a día de hoy para luchar contra esta patología es preventiva; en esta campaña, los tratamientos se iniciaron hacia primeros de abril, y los agricultores debían repetir las aplicaciones de los fungicidas durante el período de infección hasta finales de junio.

Esta técnica facilita el diagnóstico y tiene aplicaciones interesantes en estudios sobre la epidemiología de la enfermedad que podrían ayudar en el diseño de estrategias de control más eficientes.

El GIHF posee una experiencia contrastada en el manejo y control de enfermedades causadas por hongos fitopatógenos; de hecho, desde 1992 es el Laboratorio Nacional de Referencia del Ministerio de Agricultura para el diagnóstico e identificación de hongos fitopatógenos.

En todas las Comunidades Autónomas hay laboratorios regionales que van analizando los problemas concretos que aparecen. Cuando surge una enfermedad que no saben diagnosticar, o que han diagnosticado pero quieren confirmarla porque es nueva en España, es el GIFH el que se encarga de corroborar ese diagnóstico. Asimismo, analiza también muestras sospechosas de hongos patógenos de cuarentena en importaciones de vegetales.

Aplicaciones

  • Detección necrosos foliar del caqui

Ventajas técnicas

  • Técnica más rápida y sensible que las empleadas actualmente

Beneficios que aporta

  • Mejora de diagnóstico
  • Reducción de falsos positivos
  • Optimización del uso de fungicidas
  • Mejora de las cosechas

Experiencia relevante