Detección rápida de bacterias patógenas viables en aguas y alimentos

Las técnicas de análisis de ADN y, concretamente las basadas en PCR, son herramientas cada vez más extendidas en el análisis microbiológico de los alimentos porque ofrecen una gran rapidez, sensibilidad y especificidad. La técnica de hibridación in situ con sondas de oligonucleótidos marcadas con fluoróforos (FISH) es una técnica utilizada para la detección de microorganismos en muestras de alimentos, ambientales y clínicas. En esta técnica se utiliza una secuencia específica del microorganismo que se quiere identificar. Un aspecto importante a considerar en la identificación de bacterias patógenas con métodos moleculares es determinar si las células son viables o no.

El Grupo de Química y Microbiología del Agua del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València ha puesto a punto una modificación de la técnica FISH, que consiste en inhibir la división de las células con combinaciones de antibióticos, sin afectar al resto de actividades metabólicas (método DVC) y combinar con la técnica FISH.

Esta técnica DVC-FISH permite diferenciar las células que son viables porque presentan una morfología alongada frente a las que no son viables, además de identificar las bacterias específicas con las sondas diana correspondientes. De este modo, se pueden identificar bacterias patógenas como Legionella (en muestras de agua de pozos, residuales, torres de refrigeración, etc.), Helicobacter pylori (en aguas de río, residuales, aguas de red, superficiales y clínicas), Vibrio parahaemolyticus (muestras de agua y alimentos, Vibrio vulnificus (muestras de agua y alimentos).

Las ventajas de esta técnica respecto a los métodos tradicionales de cultivo son la rapidez y especificidad en la identificación de las bacterias a analizar (filamentosa, metanogénicas, eliminadoras del nitrógeno, patógenas, etc.)

El equipo de trabajo del Grupo de Química y Microbiología del Agua del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente posee una amplia experiencia en las técnicas FISH y DVC-FISH desde hace más de 15 años.

Los miembros del equipo han aplicado estas técnicas para el estudio del agua como posible vía de transmisión de Helicobacter pylori. Han asesorado a laboratorios del sector del agua, en la utilización de la técnica FISH para la identificación de Legionella en muestras de torres de refrigeración.

Aplicaciones

  • Análisis y detección de microorganismos en muestras de alimentos, ambientales y clínicas

Ventajas técnicas

  • Especificidad en la identificación de las bacterias a analizar (filamentosa, metanogénicas, eliminadoras del nitrógeno, patógenas, etc.)

Beneficios que aporta

  • Tiempo de detección reducido

Experiencia relevante