Análisis e implantación de dispositivos de bajo consumo de agua

La instalación de elementos de bajo consumo en viviendas es una alternativa a considerar a la hora de gestionar la demanda en un abastecimiento de agua y favorecer un uso eficiente. Sin embargo, es necesario conocer con precisión la eficiencia de dichos elementos y en qué circunstancias deben ser utilizados. El empleo de dispositivos de bajo consumo implica un ahorro de agua que, a su vez, supone un ahorro energético. El problema surge a la hora de comparar cuantitativamente en la práctica unos con otros. El análisis del grado de eficiencia de dichos dispositivos ayudará en la elección de la instalación de uno u otro, tanto en viviendas como en edificios públicos y comerciales, aportando una referencia común para la evaluación de los distintos fabricantes. Disponer de esta referencia puede servir de base general para la elaboración de un Plan de Gestión de la Demanda, puesto que permite conocer los márgenes reales previsibles de ahorro de agua que se pueden producir, por ejemplo, empleando una cisterna de doble descarga en lugar de una de descarga completa, cabezales de ducha denominados "eficientes" en lugar de los antiguos o grifos monomando con sistemas de apertura al 50%.

Aplicaciones

  • Implementación complementaria a los proyectos de gestión de la demanda
  • Racionalización de la demanda doméstica e industrial frente a posibles sequías y necesidades de ampliación de las infraestructuras.

Ventajas técnicas

  • Optimización de tiempo y escala en las ampliaciones de nuevas infraestructura al reducir la demanda.

Beneficios que aporta

  • Reducción de los consumos domiciliarios en un porcentaje notable
  • Uso más eficiente del agua.
  • Mejoras en la gestión de sequías.

Experiencia relevante

  • La gestión sostenible del agua es uno de los grandes retos del siglo XXI; un desafío importante que requiere la participación de todos los actores implicados, pero que también necesita de herramientas técnicas para poder llevarse a cabo. El ITA lleva más de 10 años trabajando en los distintos aspectos hidráulicos que engloba la denominación general 'uso eficiente del agua' en el suministro urbano. Nuestro trabajo ha estado orientado, entre otros, a la participación en los foros internacionales más relevantes así como al trabajo aplicado en campo. Más allá de las campañas para la toma de conciencia por parte del usuario final y para la instalación de dispositivos de bajo consumo, existen una serie de factores de enorme influencia en el resultado (ahorro) que éstas pueden generar. El trabajo del ITA se ha focalizado en dos puntos básicos:
  • Identificación de usos finales del agua. El desarrollo de una técnica de medición adecuada permite cuantificar cada uso final del agua de forma directa con un único contador a la entrada de la vivienda. De esta manera se evita utilizar contadores independientes en cada uso final, o acudir a simplificaciones de tipo estadístico.
  • Caracterización de las medidas de eficiencia. Esta caracterización se ha realizado no sólo mediante el ensayo en laboratorio sino mediante estudios piloto con los dispositivos instalados in-situ.