Evaluación de los tipos de injerto en plantas hortícolas

El injerto en plantas hortícolas es cada vez más importante en el sector hortícola español y es ampliamente utilizado en plantas como la sandía, el tomate y el melón. Se trata de una técnica de cultivo con más demanda e implantación en los sistemas de agricultura ecológica, como herramienta para la desinfección del suelo. Por tanto, es una alternativa a los productos fitosanitarios que se utilizan para tal fin.

Dentro de este campo, investigadores del Centro Valenciano de Estudios sobre el Riego (CVER) de la Universitat Politècnica de València, trabajan en la selección y obtención de nuevos portainjertos para hortalizas. El objetivo es que, con estos portainjertos, las plantas sean capaces de adaptarse a condiciones de estrés biótico y abiótico (hídrico y salinidad).

Además, estudian las diferentes técnicas de injerto en cada uno de los cultivos hortícolas con el fin de obtener la máxima afinidad entre el patrón y la variedad comercial del mismo.
Los investigadores de la UPV cuentan con una amplia experiencia en trabajos de evaluación agronómica del comportamiento de las plantas injertadas en el semillero.
Los estudios desarrollados por los investigadores de la UPV permiten optimizar el proceso productivo agronómico, dentro del ámbito de la agricultura ecológica. En este sentido, colaboran con las principales empresas del sector agrario, tanto locales, como nacionales e internacionales.

Aplicaciones

  • Análisis de injertos para la desinfección del suelo agrícola

Ventajas técnicas

  • Adaptación a estrés biótico y abiótico de las plantas (hídrico y salinidad)

Beneficios que aporta

  • Optimización del rendimiento de la producción agraria

Experiencia relevante