Elaboración de planes directores para el conocimiento de bienes patrimoniales

El estudio, puesta en valor, restauración y rehabilitación de la arquitectura tradicional cobra cada día mayor actualidad e intensidad en un panorama de la disciplina marcado por la necesidad del retorno a los orígenes. La arquitectura contemporánea está en un proceso de resetear sus principios, pensar desde cero, evitar el empleo desmesurado de recursos económicos y medioambientales y buscar una verdadera sostenibilidad en nuestra arquitectura contemporánea.

El equipo de trabajo de Res-Arquitectura está formado por arquitectos y arquitectos técnicos formados especialmente en el ámbito de la arquitectura tradicional y la restauración arquitectónica. Por otra parte, los directores del grupo, Fernando Vegas y Camilla Mileto, son los responsables de la sede española de la Cátedra UNESCO de arquitectura de tierra, culturas constructivas y desarrollo sostenible, por lo que una línea importante de investigación del grupo se centra en estos temas. No obstante, el trabajo de investigación desarrollado es mucho más amplio, abarcando la arquitectura tradicional y el patrimonio construido en general.

Dentro de este ámbito, investigadores del equipo de trabajo de Res-Arquitectura, pertenecientes al Instituto de Restauración del Patrimonio de la UPV cuentan con una larga experiencia en la elaboración planes directores.

El Plan Director se entiende como documento técnico que ha de servir para compilar y mejorar los datos de toda índole necesarios para un mejor conocimiento del bien patrimonial. Como consecuencia, el documento debe aportar una diagnosis de su estado y unas propuestas de acciones necesarias para su protección, conservación, restauración, documentación, investigación, difusión, accesibilidad y desarrollo sostenible en el tiempo.

De entre la experiencia del grupo en la elaboración de planes directores cabe destacar la redacción del Plan Director del Castillo de Monzón (Huesca), promovido por la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón. En la elaboración de este plan director se abarcaron tres aspectos fundamentales: el diagnóstico del estado previo (detección de patologías), el estudio arqueológico y estratigráfico (análisis de las distintas épocas de construcción) y el plan de interpretación y usos. Así pues, con este Plan Director se respondió tanto a la necesidad de conocimiento del edificio como al requerimiento de un plan de gestión, uso y puesta en valor que permita guiar los destinos del conjunto monumental en su entorno.

Aplicaciones

  • Planes directores patrimoniales

Ventajas técnicas

  • Amplio diagnóstico del patrimonio y propuestas de acciones necesarias para su protección, conservación, restauración, documentación, investigación, difusión, accesibilidad y desarrollo sostenible en el tiempo.

Beneficios que aporta

  • Mayor conocimiento del patrimonio

Experiencia relevante