Desarrollo de soluciones técnicas constructivas y materiales para una arquitectura sostenible en el ámbito rural

La construcción y los materiales de construcción empleados en la actualidad suponen un extraordinario impacto en el medio ambiente, siendo inexistente, además, una normativa que evalúe o al menos cuantifique dicha huella. Esta situación es mucho más grave si cabe en el contexto rural, donde se importan materiales empleados en el ámbito urbano, sin considerar que gran parte de estos materiales convencionales y muy contaminantes pueden ser sustituidos en el ámbito rural por otros con una escasa alteración del medio, un coste económico menor y una disponibilidad prácticamente ilimitada. A partir de estas premisas, se hace preciso contar con una estructura que analice, evalúe, cuantifique y valide las diferentes soluciones tecnológicas en las cuales se empleen estos materiales.

Adicionalmente a estos criterios de sostenibilidad, existen otros más difíciles de evaluar pero no por ello menos importantes, como son el valor antropológico de su uso, la vinculación con el territorio, la vertebración de la población y los núcleos rurales de población, y el potencial socioenómico que puede suponer el uso de estos materiales.

La supervivencia del ámbito rural, pasa forzadamente por un cambio en el paradigma en la gestión de este territorio, y la vivienda y las diferentes construcciones como elementos básicos, pueden convertirse en el campo de estudio en el empleo de estos materiales y técnicas alternativos.

Investigadores del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universitat Politécnica de València trabajan en el estudio del comportamiento de diferentes materiales (tierra, productos cerámicos tradicionales, elementos vegetales o pétreos) que cumplen con los criterios de sostenibilidad y estándares establecidos por las principales referencias en el campo de la eficiencia energética, evaluando, analizando y proponiendo soluciones arquitectónicas y constructivas que respondan a las demandas de sostenibilidad y de vinculación al territorio antes indicadas.

Aplicaciones

  • Ante la creciente despoblación del medio rural, la arquitectura y construcción tradicional, sostenible y eficiente puede ser una razón más para cambiar el paradigma y revertir la situación. Además, desde el punto de vista de economía alternativa, los materiales, los sistemas constructivos y el ahorro energético se pueden convertir en una alternativa en nuevos escenarios.

Ventajas técnicas

Beneficios que aporta

  • Por una parte, la conservación del conocimiento ancestral del ámbito rural, así como de los sistemas antropológicos de subsistencia Por otra parte, demostrar dede un punto de vista racional el gran potencial de los recursos naturales bien gestionados.

Experiencia relevante