Aplicaciones de microondas en la industria agroalimentaria

Las microondas es un rango de frecuencia en fotónica que inducen y orientan las moléculas polares (agua), lo cual genera calor. Generalmente se asocia el uso tecnología de microondas en la industria agroalimentaria a procesos de cocinado, sin embargo existe un amplio rango de aplicaciones de utilidad para el sector, tales como esterilización, descongelación, secado o cualquier proceso que implique calentamiento.

La principal ventaja del uso de microondas frente a otros procesos convencionales es el calentamiento volumétrico y selectivo, lo cual confiere rapidez y particularidad al proceso. Además, evita la pérdida de nutrientes tales como las vitaminas y minerales. Es un proceso limpio, que no genera emisiones, y conlleva un menor uso de insumos.

Investigadores del IIAD de la Universitat Politècnica de València han desarrollado múltiples trabajos en la aplicación de la tecnología de microondas a diferentes operaciones en la industria agroalimentaria, y son capaces de diseñar procesos teniendo en cuenta tanto los aspectos tecnológicos del alimento (calidad físico-química, calidad sensorial, seguridad, etc.) como los aspectos de eficiencia y eficacia (sostenibilidad, uso de recursos, coste de implantación y mantenimiento, etc.). Más aún, en colaboración con el Instituto Universitario de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ITACA), son capaces de diseñar equipos a medida.

Los trabajos realizados avalan la ventaja del uso de la tecnología de microondas en diferentes operaciones, tales como: procesos de cocinado/horneado, más rápidos, homogéneos y sostenibles; procesos de descongelación más rápidos; mejora del mantenimiento de equipos, no uso de fluidos calefactores y reducción de consumo de agua y vapor en procesos de pasteurización; procesos de esterilización limpios; procesos de secado ultrarrápidos sin encostramiento superficial etc.

Las microondas, además, se puede utilizar en sistemas de calentamiento mixtos (por ejemplo conducción e irradiación) lo que permite adaptarse a distintos procesos y necesidades.

Aplicaciones

  • Calentamiento de todo tipo de productos de humedad media alta.
  • Descongelación
  • Secado
  • Pasteurización de zumos, leche, salsas
  • Esterilización de especias y hierbas aromáticas
  • Desinsectación de granos.
  • Extrusionado: generación de estructuras porosas.

Ventajas técnicas

  • Calentamiento volumétrico y selectivo frente al calentamiento superficial de los métodos tradicionales, lo cual le confiere rapidez y adaptabilidad a diferentes necesidades industriales.

Beneficios que aporta

  • Método limpio (no genera emisiones) y que conlleva un ahorro de energía entre el 25% y 75%.
  • Sistema limpio y libre de contaminaciones.
  • Aplicaciones versátiles.

Experiencia relevante