Desarrollo de sensores para el control de la calidad, seguridad y procesos en la industria agroalimentaria

El uso de sensores en la industria agroalimentaria está cada vez más extendido. No solo para garantizar una producción de alimentos segura y de calidad, sino también como una herramienta de control de proceso que dote a las empresas de una mayor sostenibilidad, eficiencia y eficacia en su producción.

Este campo de conocimiento supone una herramienta imprescindible en el presente y futuro de la producción primaria y transformación industrial. Por este motivo, los investigadores del Grupo de Dieléctricas del IIAD, centran sus investigaciones y desarrollos tecnológicos en la interpretación de sistemas biológicos a través de la fotónica.

Por una parte, gracias al profundo conocimiento de los sistemas biológicos, los investigadores son capaces de determinar el comportamiento celular y metabólico, así como las reacciones bioquímicas que se dan en diferentes procesos y estadios en producción vegetal y animal. Esto, combinado con el uso de tecnología fotónica en un diverso abanico de espectros, permite monitorizar dichos procesos y determinar diferentes parámetros. A parte del conocimiento aplicado, el IIAD, en colaboración con el Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (I3M), es capaz de diseñar y desarrollar equipos de medida adaptados a diferentes necesidades industriales.

El grupo cuenta con experiencia en la aplicación de esta tecnología en diferentes ámbitos de interés para la industria alimentaria (calidad, seguridad, control de proceso) y diferentes sectores (cárnico, frutas y verduras, vino, etc.). La tecnología ha sido también probada en aplicaciones de medicina y salud humana.

Aplicaciones

  • Sector de frutas y hortalizas: medición de índices de madurez, contenido de antioxidantes y control de operaciones (secado y congelado)
  • Sector cárnico: Determinación de la calidad de carne en matadero, detección de: rotura cadena de frío, defectos producidos por infartos (DPM), DOA, Control procesos de secado y curado.
  • Sector Vitivinícola: Detección ácido gálico, taninos, etc

Ventajas técnicas

  • Combinación de conocimientos de sistemas biológicos y fotónica. Capacidad para trabajar en un amplio abanico de espectros (RF, MW, IR, VIS). Desarrollo de equipos adaptados.

Beneficios que aporta

  • Flexibilidad de aplicación a diferentes necesidades de la industria como:
  • Seguridad alimentaria: detección de contaminantes físico-químicos.
  • Calidad: detección de fisiopatías en animales, de defectos internos o de reacciones bioquímicas deteriorativas. Determinación de la composición de alimentos (compuestos y propiedades organolépticas)
  • Control de procesos: Procesos de secado, pulsos eléctricos.

Experiencia relevante