Decoloración electroquímica de disoluciones de colorantes textiles

La aplicación de métodos tradicionales de tratamiento de aguas a la decoloración de efluentes textiles ha producido resultados poco satisfactorios, debido a la notable resistencia a la degradación de este tipo de compuestos (en el caso de los tratamientos biológicos o de oxidación convencionales) o a la generación de grandes cantidades de lodos (en el caso de tratamientos físico-químicos de floculación/coagulación). La eliminación de color en aguas residuales textiles que contienen colorantes reactivos se realiza mediante la electrolisis del colorante en una celda electroquímica, fraccionando sus moléculas en otras más pequeñas que son biodegradables. Entre las ventajas que los procesos electroquímicos ofrecen cabe destacar los elevados rendimientos de eliminación/degradación de sustancias contaminantes con aprovechamiento máximo de la energía consumida, la facilidad y precisión en el control del avance del proceso electroquímico (la dosificación del reactivo básico, el electrón, es simple) y el diseño compacto. Por sí mismos, estos métodos se han mostrado muy eficientes en el tratamiento de aguas coloreadas, aunque el acoplamiento de etapas de tratamiento electroquímico (previo o posterior) con otras etapas de ataque químico o bacteriológico puede resultar globalmente más ventajoso.

Aplicaciones

  • Eliminación del color de aguas residuales textiles.
  • Pretratamiento de aguas residuales que contienen moléculas poco biodegradables.

Ventajas técnicas

  • Los colorantes reactivos y directos casi no se eliminan mediante tratamientos biológicos convencionales.
  • El tratamiento facilita la biodegradabilidad de los productos resultantes.
  • Simplicidad y versatilidad del sistema utilizado.
  • Mayor control del proceso.
  • En el proceso no se adicionan reactivos que tengan que ser eliminados con posterioridad.

Beneficios que aporta

  • No sólo resuelve el problema de la decoloración de las aguas residuales hasta límites que hagan aceptable su vertido, sino que también aborda el tema desde otra perspectiva: la de obtener agua de calidad suficiente, ya que se consigue en gran medida la degradación de las moléculas contaminantes, para su reutilización en los procesos de la propia industria. Con ello se consigue no sólo la disminución de vertidos de aguas residuales, sino también una disminución en el consumo de los recursos hídricos naturales.

Experiencia relevante

  • Proyectos del Plan Nacional de Investigación REN2001-2304-C02-02/TECNO CTM2004-05774-C02-02 CTM2007-66570-C02-02/TECNO