Ladrillo antisísmico

Actualmente, en el mercado ya existen ladrillos que por su engarce o por sus formas permiten unir mejor las piezas entre sí, lo que redunda finalmente en construcciones más resistentes frente a terremotos. Sin embargo, los cálculos sísmicos que se realizan en las oficinas de proyectos solo tienen en cuenta la estructura del edificio; y no consideran las particiones o tabiques a pesar de su influencia, más que notable y estudiada, en la respuesta dinámica de un edificio cuando se produce un terremoto. Frente a esto, el modelo de ladrillo diseñado desde el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH) de la UPV ha sido concebido desde el punto de vista de una filosofía novedosa, pues no busca hacer tabiques más resistentes que condicionarían aún más el comportamiento del edificio ante terremotos, sino que permite aislar sísmicamente la tabiquería del resto de la estructura del edificio, gracias a su capacidad de absorción de movimientos. Por tanto, los tabiques construidos con este nuevo elemento actuarían como una barrera, evitando la transmisión de cargas de estos elementos de división a la estructura y no incidirían en esa respuesta sísmica del edificio. La clave del diseño del lacrillo reside en la combinación de materiales de modo que se consigue un comportamiento dual, permitiendo absorber los movimientos horizontales debidos a un seísmo gracias a una matriz interior realizada con un material flexible y siendo capaz de soportar las cargas verticales que actúan sobre la estructura de los edificios gracias a un material rígido y suficientemente resistente que conforma el ladrillo.

Ficha técnica

Tipo de tecnología PATENTE
Inventores Francisco Javier Pallarés Rubio, Luis Pallarés Rubio
Estado de protección Nacional: P201430420 - 25/03/2014
Texto de la patente https://lp.espacenet.com/searchResults?submitted=true&locale=es_LP&DB=lp.espacenet.com&ST=advanced&TI=&AB=&FTXT=&PN=ES2524844&AP=&PR=&PD=&PA=&IN=&CPC=&IC=&Submit=BUSCAR
Responsable Pallarés Rubio Francisco Javier
Vídeo